Virtualización al próximo nivel

Elimine los intermediarios

Lo que la mayoría de los métodos de virtualización de servidores comprenden es un «mediador en el espacio entre el sistema operativo huésped por un lado, y, por el otro el propio host que se hace cargo de la administración de los recursos del hardware. El beneficio proveniente de un Servidor Privado Virtual KVM radica en el que la tecnología KVM está compilada en el mismo kernel del equipo anfitrión, lo que elimina la obligación de cargar otras aplicaciones informáticas – la máquina de la huésped se conecta con el sistema host de forma directa. Lo que se traduce en sobrecarga mínima y rendimiento mejor.
Virtualización al próximo nivel

Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Uso eficaz de los recursos del servidor

Generalmente las máquinas huésped no pueden funcionar si no hay una capa adicional entre ellas mismas y el servidor físico que se haga cargo de la administración de recursos. Esta es una circunstancia que lleva a una disponibilidad de recursos demasiado reducida para las propias máquinas virtuales. Gracias a los KVM VPS, el nivel complementario ya no existe, teniendo en cuenta que el sistema de virtualización está siendo preparada en el sistema operacional del host. De esta manera, la cantidad de recursos disponibles en el host los aprovecharían los VPS que han sido configurados. Dicha disponibilidad de recursos garantiza la ventaja adicional que se requiere para que sus sitios y aplicaciones web se distingan de la competencia.
Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Un control total en lo que se refiere al sistema operativo

Plena libertad de subir el sistema operacional que le guste

Una limitación de los Servidores VPS, vs. los servidores dedicados, es el sistema operativo en sí – en la mayoría de los casos no es posible instalar un sistema operativo que no forme parte de el elenco de SOs que existen en el sistema del proveedor. Cuando dispone de un VPS KVM, en cambio, es posible – en gran medida - instalar cualquier SO cuyas características coinciden con las capacidades de su servidor y la configuración de hardware del servidor maestro. Un efecto oportuno que se ha conseguido gracias al método único de virtualización KVM. KVM se integra directamente en el sistema operativo del servidor, garantizando un diálogo sin mediaciones entre las máquinas guest y el host físico, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, que forma parte de muchas otras soluciones de virtualización.
Un control total en lo que se refiere al sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL